Archivo de la categoría: Rallys

6º Rallye de Sicilia (1977)

6º Rallye de Sicilia (1977)
Prueba organizada por el Automóvil Club de Palermo valedera para el Campeonato de Europa de la modalidad. Rutómetro de 920 km. salpicados por 22 tramos de velocidad (247 km.). Los italianos Leo Pittoni (en algunas ocasiones corrió bajo el seudónimo de “Il Pilota”) y Maurizio Perissinot, ambos encuadrados bajo los colores de la Jolly Club, terminarán 5º de la General con el agresivo Alfa Romeo Alfetta GT oficial de Autodelta. Un binomio de postín con resultados avasalladores a los mandos de un turismo asilvestrado, frenético y díscolo, en cualquier especialidad (250 CV -mínimos- agazapados bajo el capó).

Texto información Antonio De Leon Evora

Fotos del Rally

Resultados Rally

 

XIV Rallye Vltava (República Checa, 1973)


Escapando por los pelos… XIV Rallye Vltava, disputado en República Checa el 1973, era la 14 prueba valedera para el Campeonato de Europa de Rallyes de este año. Los italianos Sandro Munari al volante y Mario Mannucci como copiloto, con el Lancia Fulvia HF 1.6, ponen el máximo ardor. Quedarán 2º de la General detras del Opel Ascona SR 1.9 de Walter Röhrl-Jochen Berger.

Texto información Antonio De Leon Evora

Aunque en el Campeonato de Europa de Rallyes, fue ganado por Sandro Munari.
Detras se puede visualizar el Ford Capri 2600 de Hans Britth – Magnus Olsson, que se retiraron
Resultados del Rally

Desde el Blog Motor Canals Balil

Automatico via IFTTT

XXVI Rallye Acrópolis (1979)


Risueños y muy ilusionados ante lo que se avecina… Es el XXVI Rallye Acrópolis (Grecia, 1979), prueba valedera para el Campeonato del Mundo. Y en una competición de tal categoría los datos, siempre, preocupan: 2.954 kilómetros de rutómetro (en tierra o pedregal, como prefieran) con 58 tramos de velocidad para desanimar al más iluso. Tomaban la salida 153 equipos y lograban clasificarse únicamente 20 de ellos. En la imagen, un par de Skoda 130 RS oficiales de Grupo 2 (motores de 1.3 litros, 140 CV y 720 kilos) listos para el matadero: Vaclav Blahna-Jiri Motal (Nº 31) -el equipo-estrella checo- conseguían finalizar 8º de la General mientras que sus compañeros de marca (Svatopluk Kvaizar-Jiri Kotek) de nada les sirvió encomendarse a los dioses helénicos: quedaron tirados por el camino con la suspensión hecha trizas.

Texto información Antonio De Leon Evora.

La entrada XXVI Rallye Acrópolis (1979) aparece primero en Blog de Motor Canals Balil.
http://ift.tt/1MlTYkH en

Desde el Blog Motor Canals Balil

Automatico via IFTTT

XXI Copa de los Alpes (1960)

La XXI Copa de los Alpes (1960), un rallye de los de antaño, fragua de resistencia y competitividad en donde el optimismo se impone a la desazón.
El Triumph TR-3 A (motor de 2.0 litros, 100 CV y 910 kilos) está condenado al abandono. Su conductor, Claude Marbaque, ha sufrido un impacto en el lado izquierdo y la máquina carece de dirección. Intentará, no obstante, de contactar con su equipo de asistencias técnicas (en caso de tenerlos) para resolver la situación. Mientras, su copiloto, Pierre Burglin, quedará inmortalizado para la posteridad intentando contrarrestar y aliviar la carga dinámica del vehículo en las curvas comprometidas.
Un ejemplo deportivo de la simbiosis hombre-máquina.

Texto información Antonio De Leon Evora.

Algunos resultados del Rallye

Fotos del Rally

No hay visitas

La entrada XXI Copa de los Alpes (1960) aparece primero en Blog de Motor Canals Balil.

http://ift.tt/1LmtPPY en

Desde el Blog Motor Canals Balil

Automatico via IFTTT

XVI Rallye Lotto-Haspengouw (1987)


Uno de los miembros de la mítica saga familiar de los Walfridsson, el sueco Lars-Erik (1955), siempre ligado a Volvo como piloto titular y Campeón de Europa de Conductores de Rallycross (1980) a los mandos de un Volvo 343-Turbo (más de 300 CV sobre el pedregal).
Curiosamente, Lars-Erik Walfridsson disputó en 1987 varios rallyes belgas valederos para el Campeonato de Europa de Rallyes. Lo inició sobre un Renault 5 Turbo en el IV Rallye Wallonie (2º de la General) pero sustituyó la máquina francesa por el aparatoso Volvo 240-Turbo (soplado hasta los 320 CV capaz de impulsar una mole de 1.200 kilos) con el que se clasificaría 4º Scratch (XXVIII Rallye Omloop Van Vlaanderen) o 5º (XI Rallye Van Looi)…
En la imagen, Walfridsson y el monstruoso Volvo 240-Turbo -siempre copilotado por el belga Guy Briesen- afrontan el XVI Rallye Lotto-Haspengouw (Bélgica, 1987), prueba en la que se clasificarán 13º de la Scratch aplicando sistemáticamente su planteamiento en las antiguas pruebas de rallycross: conducción inmisericorde, sin piedad, sobre un vehículo que en teoría aguanta cualquier castigo sin inmutarse.

Texto información Antonio De Leon Evora

Desde el Blog Motor Canals Balil

Automatico via IFTTT