Nürburgring (1936)

El alemán Bernd Rosemeyer con el tosco, desproporcionado y feo Auto Unión Type C. Rosemeyer se proclama en 1936 con el Campeonato de Europa de Conductores. Las entrañas del adefesio era otra cosa, una obra de ingeniería para la época: motor de 16 cilindros en V de 6.0 litros, doble carburación Solex más compresor Roots que hostigaba a la bestia mecánica (750 kilos) con 520 CV. Rosemeyer, que sería 1º en el Trofeo de Eiffel y Nürburgring, se limitó a procurar no salirse de los márgenes de la carretera.

Texto cedido por Antonio De Leon Evora

Vote este post

(Visitado 12 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.