Archivo de la categoría: Porsche

VI Gran Premio de Alcañiz (“Guadalope”, 1970)

Álex Soler-Roig (Porsche 917 -Nº 1-; motor a inyección de 12 cilindros, 4.5 litros, 520 CV y un poco más de 800 kilos) acepta el reto de competir por las calles de la localidad turolense y enfrentarse a su compañero de equipo (Escudería Nacional Calvo Sotelo), Jorge de Bagration, que lo hará sobre un Porsche 908/02 (motor de tres litros, ocho cilindros, 320 CV y alrededor de unos 760 kilos). En la imagen, Soler-Roig, en la curva de “El Embudo”, mantiene a raya a un desbocado Bagration esperando un error del catalán. Pero Soler-Roig no cometió ninguno y se alzaba con la victoria frente a una máquina considerada en aquellos días como más idónea para un trazado tan exigente como era el perfil callejero de Alcañiz. El triunfo de Soler-Roig, sobre uno (una treintena escasa de unidades fabricadas) de los Porsche 917, se comentó en los foros europeos especializados con cierto asombro por las apabullantes características del prototipo alemán (potencia bruta, desmedida e imprevisible), el escenario habilitado para competir (calles estrechas, ratoneras y con asfalto ondulado y sucio en algunos puntos) y frente a un rival muy conocido y competitivo como era Bagration. Al término de la “manga” se clasificaban Julio García (Porsche 911-R) y un puñado de Alpine, provistos de diferentes grupos propulsores, en manos de Carlos López, “José”, José Teixidó… Hasta el día de hoy, si me lo permiten, nunca entendí esa imagen desdeñosa que, salvo en los medios informativos catalanes, se le impregnó a Soler-.Roig, un excelente piloto que cuajó un prestigioso palmarés personal dentro y fuera del país. Curiosamente, sin menoscabo, Juan Fernández, José María Juncadella o el mismo Bagration conectaban mejor con los aficionados y despertaban mayores simpatías. Sin embargo, Soler-Roig, era más reconocido en Europa que en su propio país.
Texto información Antonio De Leon Evora.

from WordPress http://ift.tt/1dS1nwh
via IFTTT

Porsche 911 Carrera RSR 3.0

Apabullante y fascinante imagen de este Porsche que entonces eran legión, del equipo alemán constituido por Eugen Kiemele y Eberhard Sindel (“Rallyegerneinschaft Ulm Team”) durante la disputa de las 4 Horas de Salzburgring (Austria, 1974), prueba valedera para el Campeonato de Europa de Turismos en la época en que los Turismos militaban conjuntamente con los más sofisticados Gran Turismos. Con 320 CV y 830 kilos, el Porsche se clasificaba 12º de la General en las sesiones de los entrenamientos oficiales pero en la carrera de resistencia se iría diluyendo su trayectoria, entre las últimas posiciones, aquejado por problemas mecánicos.
Texto información Antonio De Leon Evora.

from WordPress http://ift.tt/1ciyKqc
via IFTTT

44º Subida del Mont Ventoux (Francia, 1968)


Porsche 909/8 Bergspyder
Aparecidos en el Campeonato de Europa de Montaña (1968) fueron concebidos por los ingenieros del departamento deportivo de la firma alemana tras el anuncio de que Ferrari apostaba en 1969 por el nuevo modelo específico para la modalidad, el 212-E de 2.0 litros y 300 CV. Cuadrangulares, de geometría sencilla (casi un boceto infantil de parvularios), extremadamente reducidos y generosos en anchura, los 909/8 Bergspyder compitieron exclusivamente en Montaña machacando cualquier brote de insumisión. Adapta un propulsor de 8 cilindros y 2.0 litros (alimentación por inyección Bosch), se regula por un cambio especial de cinco relaciones y desarrolla una potencia de 275 a 9.000 vueltas. Pero lo asombroso del prototipo es su extremada ligereza: el empleo masivo de aluminio y fibra será determinante al arrojar 400 kilos. No obstante, algunos medios especializados de la época apuntaron que en vacío la máquina no superaban los 380 kilos… Sus pilotos oficiales (naturalmente) fueron Gerhard Mitter y Rolf Stommelen (en la imagen), ambos especialistas en Montaña. En la imagen, rotunda e imponente, momento de la salida de Stommelen en la 44º Subida del Mont Ventoux (Francia, 1968), la catedral de las cuestas galas. Victoria de Mitter (10’12”1) sobre Stommelen (10’17”6)…quedando 3º de la General, muy lejos, casi en los límites de un bostezo, Hubert Hahne (10’43”6) con la bonita (e ineficaz) biplaza BMW 2000 asimismo elaborada para la especialidad. Mitter, que casi siempre fue el más rápido, se proclamaba Campeón de Europa de Montaña 1968 en el apartado de los Prototipos (el cajón de sastre de los delirios y ensoñaciones febriles de los ingenieros más atrevidos).

Texto información Antonio De Leon Evora

from WordPress http://ift.tt/1F2QBsq
via IFTTT

42º ADAC Eifelrennen 1979 (Nurburgring, Alemania)

©COPYRIGHT Hans Fohr Ford Capri III Turbo preparados por Zackspeed. En la fotografía, Toine Hezemans («Sachs Sporting») dispone en Grupo 5 de un motor de 1.485 cc soplado por Turbo KKK que arrojan 400 CV/9.000 vueltas para 885 kilos. Quedará 8º de la División-1 tras una batería de Porsche 935-Turbo de diferentes preparadores. Y tras él, como avistamos en la imagen, Marc Surer (BMW M1 3.5 de 470 CV/1.020 kilos), 9º de la División-1 pero 1º en la Agrupación de los Grupos 2-4 que corren conjuntamente. Pasado renovado y futuro creciente.

Texto cedido por Antonio De Leon Evora