Archivo de la categoría: Álex Soler-Roig

VI Gran Premio de Alcañiz (“Guadalope”, 1970)

Álex Soler-Roig (Porsche 917 -Nº 1-; motor a inyección de 12 cilindros, 4.5 litros, 520 CV y un poco más de 800 kilos) acepta el reto de competir por las calles de la localidad turolense y enfrentarse a su compañero de equipo (Escudería Nacional Calvo Sotelo), Jorge de Bagration, que lo hará sobre un Porsche 908/02 (motor de tres litros, ocho cilindros, 320 CV y alrededor de unos 760 kilos). En la imagen, Soler-Roig, en la curva de “El Embudo”, mantiene a raya a un desbocado Bagration esperando un error del catalán. Pero Soler-Roig no cometió ninguno y se alzaba con la victoria frente a una máquina considerada en aquellos días como más idónea para un trazado tan exigente como era el perfil callejero de Alcañiz. El triunfo de Soler-Roig, sobre uno (una treintena escasa de unidades fabricadas) de los Porsche 917, se comentó en los foros europeos especializados con cierto asombro por las apabullantes características del prototipo alemán (potencia bruta, desmedida e imprevisible), el escenario habilitado para competir (calles estrechas, ratoneras y con asfalto ondulado y sucio en algunos puntos) y frente a un rival muy conocido y competitivo como era Bagration. Al término de la “manga” se clasificaban Julio García (Porsche 911-R) y un puñado de Alpine, provistos de diferentes grupos propulsores, en manos de Carlos López, “José”, José Teixidó… Hasta el día de hoy, si me lo permiten, nunca entendí esa imagen desdeñosa que, salvo en los medios informativos catalanes, se le impregnó a Soler-.Roig, un excelente piloto que cuajó un prestigioso palmarés personal dentro y fuera del país. Curiosamente, sin menoscabo, Juan Fernández, José María Juncadella o el mismo Bagration conectaban mejor con los aficionados y despertaban mayores simpatías. Sin embargo, Soler-Roig, era más reconocido en Europa que en su propio país.
Texto información Antonio De Leon Evora.

from WordPress http://ift.tt/1dS1nwh
via IFTTT

3 Horas Nacionales de Turismos de Montjuich (1971)

Prueba puntuable para el Campeonato de España de Velocidad (tomarán la salida 35 vehículos de Grupos 1 y 2). El catalán Antonio Zanini, más inclinado a competir en la modalidad de los rallyes, ya había probado la especialidad de los circuitos con ocasión del Gran Premio Ciudad de Granollers (1970) sobre un Renault R-8 TS. Pero en 1971, como volante oficial del equipo preparador “Auto-Motor”, se dejó seducir por las características de Montjuich al volante del afinado Simca Rallye 1000-GT acondicionado por la conversión a Grupo 2 del “Auto Motor” (propulsor de 1.3 litros, doble carburación Weber, 90 CV y 780 kilos). La máquina de Zanini era un misil hasta que debió de retirarse tras colisionar con su paisano “Goliath” (Morris Cooper 1.3). La prueba se la adjudicaban los Ford Capri RS 2.9 de Álex Soler-Roig y Eladio Doncel (por ese orden) seguidos de Rafael Barrios (Alfa Romeo GTAm), Fernando Núñez de Fábregas (BMW 2002 Köepchen), Miguel Brunells (Morris Mini Cooper S 1.3), Agustín Boix (Seat 1430) -primero en Fabricación Nacional-… En la imagen, antes de su abandono, Antonio Zanini rueda por delante de José Ramón Ferreiro (BMW 2002-Ti), el tinerfeño que quedará 9º de la General y 1º en el Grupo 1.
Texto información Antonio De Leon Evora

from WordPress http://ift.tt/1HAfVrB
via IFTTT